Espacios en blanco

Cáscaras de sandía confitadas


Ingredientes para hacer cáscara de sandía confitada

  1. Cáscaras de sandía 1 kg.
  2. Azúcar granulada 1.2 kg.
  3. Lima 2 uds.
  4. Agua para jarabe 2 tazas
  5. Azúcar en polvo 150 gramos
  • Ingredientes principales
  • Sirviendo 2 porciones

Inventario:

Cuchillo, tabla de cortar, rallador rallador, colador, skimmer, cacerola, bandeja de horno, papel encerado (pergamino para hornear), horno

Hacer cáscaras de sandía confitadas:

Paso 1: picar las cortezas de sandía.

Pela las cáscaras de sandía de la pulpa rosa. Con un cuchillo, corta la cáscara verde dura de las costras. Cortamos en cubos de 1x1 centímetro o, si lo desea, recortamos figuras de forma arbitraria. Vierte agua en una olla y prende fuego. Cuando el agua comience a hervir, baje los cubos cortados en cubitos y blanquéelos durante 5-7 minutos y dóblelos en un colador.

Paso 2: cocina el jarabe de azúcar.

Vierta 2 tazas de agua en la sartén y disuelva el azúcar y hierva el jarabe de azúcar. Calienta el almíbar, retira la espuma, hierve durante 5 minutos agitando. En un rallador para la ralladura, frotamos la ralladura de la lima de ambas frutas y la agregamos al jarabe.

Paso 3: cocina frutas confitadas.

Sumerja los cubos de sandía en jarabe de azúcar y hierva. Cocine las frutas confitadas a fuego lento durante 5 minutos, luego retírelas del fuego y enfríe a temperatura ambiente. Repita el procedimiento 5 veces más. Agregue el jugo de lima y hierva otras 5 veces durante 5 minutos, enfríe después de cada comida.

Paso 4: secar la fruta confitada.

Después de 10 recepciones de cáscaras de sandía hirviendo se vuelven transparentes. Cubrimos la bandeja para hornear con papel encerado (pergamino para hornear) y extendimos la fruta confitada, sacándola con una cuchara ranurada del almíbar. Distribuirlos de manera uniforme. Enciende el horno y calienta a 50-70 grados. Enviamos frutas confitadas durante 2-3 horas, para que se sequen.

Paso 5: servir a la mesa.

Espolvorea fruta confitada seca con azúcar en polvo o azúcar normal y espolvorea en un frasco o caja para uso futuro. Las frutas confitadas confitadas se pueden poner sobre la mesa en lugar de dulces, o usarse como relleno para hornear. Son una buena decoración para postres y platos dulces. Buen provecho!

Consejos de recetas:

- - al cocinar fruta confitada, puede agregar vainilla y canela para darles un rico aroma.

- - Las frutas confitadas se pueden secar incluso sin horno. Para ello, póngalas en un tamiz y séquelas al sol o en un área bien ventilada.

- - las frutas confitadas deben almacenarse en un lugar seco, lejos de productos con olor fuerte, en un frasco o caja herméticamente cerrados.